“Hay que añadir vida a los días, cuando no se puede añadir días a la vida.”

ACTUALIZACIÓN 2019: enlace a la página web de autor: https://josepaguilella.wordpress.com/ Hay cosas que me están ocurriendo en los últimos años que jamás pasaron ni por asomo por mi imaginación. Escribo, quizá mejor o tal vez peor, eso ya son opiniones que no debo dar yo. Fotografío alguna cosa Móvilgrafío otras tantas y también Pinto. Sí, he comenzado a juguetear con algunos pinceles, óleos…

Murallas…

la vida es eso… lo que estoy descubriendo a diario…

Lujuria…

Y ahí estaba ella, caliente como cada mañana, esperando que mi boca quedara saciada, que mis dientes hicieran mella en ella, dejándose morder, sin oponer resistencia y con ese toque fresco pero ligeramente salado que me vuelve loco… La devoré con la mirada, luego vino todo lo demás… Una llesca de pà de pages caliente, una…

Desenredando…

Algunas veces la puñetera vida puede parecer un enorme jeroglífico, un embrollo, un lío, pero siempre acabas encontrando un hilo conductor que te mostrará una salida.  Puede que dar un beso en la frente, sea la máxima expresión de cariño hacia esa persona que tienes tan cerca y es seguro que, a tu alrededor, habrá…

Las curvas de tu cerebro…

Puede que tengas café en la mirada y eso sea lo que me quita el sueño… o puede que sea tu exquisito romanticismo lo que me mantiene despierto.  Está claro que la mujer (esta mujer) con la edad, va adquiriendo una exquisitez realmente especial no apta para cualquier paladar.  Y sí, quizá sea cierto que…

Una vez en la vida…

Ir a un lugar donde nunca hayas estado al menos una vez al año. Sentir cada día que has descubierto algo nuevo. Una nueva palabra, un nuevo motivo, una nueva expresión, una orden, un deseo… una imagen. Recordar una vez al mes que te ha traído hasta aquí, y ya van dos. . El tiempo…

Contigo…

Lo crees. Te convences a ti mismo que ya nada te puede sorprender. Crees que ya viviste situaciones inverosímiles en lugares impensables con personas que… Pero no. Siempre queda un hueco para la sorpresa y siempre puedes encontrar a alguien que a través de su sonrisa revierta cosas que parecían irreversibles. Que a través de…

Una nube de leche.

Y es así. Hay infinidad de variantes del café. Más o menos tostados. Con más o menos torrefacción. Para paladares dulces o fuertes. También los hay amargos que dejan huella en tí pero… Todos tienen una característica especial. Te despiertan, te activan, te excitan, te… Así es tu mirada, excitante y combina perfectamente con mi…

El amor es tocar el hielo, y sentir que está caliente.

. Reedición de diciembre de 2017 hoy sigue estando de actualidad. Conversaciones con su cerebro: —¿Qué opinas del amor? El amor es como el viento, sabes que está ahí pero no lo puedes tocar. —Hay quien se conforma con ver y no piensa en tocar. Tocar es necesario. —Entonces… ¿Por qué miras la luna si…

Es preciosa…

08:15 h es viernes. Es curioso despertar abrazado a un cuerpo aún caliente y sentirse muy cerca del mar. Es precioso oír el susurro de las olas de fondo… cuando de repente chocan con el espigón y se convierten en ese marco de sensaciones que atrapan el momento… Es curioso. Es precioso. Es… Eres…  …

No es lo mismo…

08:00 h de un Miércoles con acento. Despertar/te y lo primero que oyes son susurros agradables que te dan los buenos días. Mirar/te y tener esa agradable sensación de alguien cómplice y cercana. Besar/te y sentir ese cosquilleo que transmites a mis ganas. Tocar/te y notar aún ese cuerpo caliente que se oculta debajo de…

Caminando de puntillas.

Y de repente un día llegó a mi vida como llega el aire fresco, del mismo modo que llega la primavera, sin avisar, de manera informal, atrevida e incluso coqueta, y sin tabúes se coloca mi camisa de cuadros para de esa forma dejar de pasear por mi cerebro y comenzar a hacerlo por el…

Transmitir…

Algunas veces es un hilo rojo el que une. Otras es un hilo que se hace totalmente invisible y otras, las más, es ese cable blanco que se bifurca haciendo que las palabras lleguen en estéreo hasta el cerebro y si eres capaz de verlas en tu mente, si eres capaz de sentirlas del mismo…

Tres botones…

Dejó reposar su cabeza sobre mi hombro cuando notó mi mano izquierda que la acariciaba, y cerró sus grandes ojos negros al sentir que los dedos de mi otra mano, se abrían paso a través del espacio que deliberadamente había entre sus botones. La imaginación se convirtió en un juego táctil muy real… Se llenó…

Pide un deseo.

Sopla y pide un deseo… . Uno no le dice “me avisas cuando llegues” a cualquiera. Uno no acostumbra a soplar para pedir un deseo porque los deseos se tienen, no se piden. Uno no se acostumbra a estas sensaciones que le ocurren últimamente. Uno… Pero uno tiene claro que… eres lo primero que pienso…

Un beso y una flor…

Junto al muro de los “je t’aime” en el barrio de Montmartre en París o frente al “muro del beso” en el barrio gótico de Barcelona… cualquier excusa sería buena para gozar de una ubicación idónea para dar un beso, decir un te quiero al oído y entregar una rosa a cambio de un libro. Aunque pensándolo bien,…

la nube, pájaro…

Si es cierto eso de que las palabras se las lleva el viento, las nubes tendrán mucho que contar. Al final el propósito más importante de esta vida es intentar ser un arcoiris en la nube de alguien incluso en los tiempos que corren pues las nubes grises… también forman parte del paisaje. Ya sabes…

Gracias…

Tengo una amiga. Mi amiga es enfermera y vamos a llamarla Mari Carmen. Podríamos llamarla con otro nombre, con cualquier otro nombre, pero hoy será María. Hoy está agotada física y mentalmente. Ha doblado turno y además esta mañana hizo una videollamada con la familia de Miguel. Un paciente que llevaba once días a su…

En la cresta de la ola.

Colocarme. Colocarte. Colocarnos ambos en la cresta de la ola y mantenernos en ese punto durante unos largos minutos. Disfrutar como nunca del vaivén del mar y las palabras que se arrullan entre las olas. Volveremos, no te quepa duda y ese olor a sal junto con el calor del sol volverá a calentar nuestras…

Los destinatarios…

Algunas veces las hojas son el reflejo de la vida misma. Cuando parece que está marchita aparece un hilo verde de vida y de repente, como si de un nuevo brote se tratara aquella hoja revive, se retuerce, se enerva, se eriza y quiere disfrutar uno a uno de todos los segundos que le queden…

Diferentes y tan iguales.

Diferentes formas de besar. Diferentes formas de amar. ¿Se puede añorar algo que aún no ha sucedido…? Sí se puede. Imagino que a ti también te ha sucedido conocer a alguien o simplemente verla en el metro y pensar que la conoces de algo y no sabes de qué. Cuando por teléfono te dan un…

…a lo que está por llegar.

Hacer una breve pausa entre el primer y el segundo café. Asomarte a tu balcón para recibir el sol de la mañana y el frescor de este nuevo día. Recordar. Cerrar los ojos, controlar la respiración y pensar en ella…  De repente y con absoluta calma… sonrío, porque cómo dice una amiga en su blog,…

Volverán…

Volverá la primavera y volverás a sentir el suave efecto aterciopelado del tacto de tus yemas en la piel. Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, como decía el poeta. Volverán las risas, incluso esas que no has visto jamás. Volverá el sol que nunca se ha ido, las hojas llenas de color, el…

Cata de Besos.

Hoy esta imagen de nuevo vuelve a cobrar protagonismo más si cabe por el añadido del confinamiento.  ¿Te imaginas que en lugar de estar allí… te hubieras tenido que confinar aquí…? Lo pienso y se me erizan las pestañas… . En su momento esta fotografía recibió más de 800 me gustas y ahora le vuelvo…

Tres palabras…

Hay tres palabras, que tan solo conocemos tu y yo. Tres palabras que son la llave para abrir muchas puertas, que desbloquean la mente y las ganas. Tres palabras que te diría en caso de secuestro para que supieras que estoy vivo. Las mismas que te susurraría al oído si un día me reencarno en…

—Lo recuerdo como si fuera ayer… Tu carita de sorpresa al despertar. Tu sonrisa desperezándose. Tus ojos abiertos al ver el desayuno a los pies de la cama. Tus primeros suspiros. Tu buenos días. Tus ganas…. tus ganas de compartir… . Y es que al final la evidencia es la mayor de las verdades y…

Sed de piel…

¿Qué pido dices…? Que nunca perdamos esa mirada de la primera vez. Que en cada ocasión sea un nuevo comienzo. Que me siga punzando la espalda cuando te veo o cuando pienso en ti. Que se mantengan mis nervios en el estómago desde el día antes de volver a verte. Que siga sonriendo, ilusionándome, y…

Esa intimidad…

Cada vez creo más firmemente, que me parece más íntimo desayunar con ella que salir por ahí a tomar unas copas o ir de fiesta y es que… hay personas que te hacen sentir realmente cómodo… te hacen sentir como si estuvieras en tu propia casa… como si caminaras descalzo por la playa. Hay quién necesita años para…