Aquellos pequeños detalles Genoveses.

De esas cosas curiosas que te encuentras cuando apoyas el ojo en el visor de tu cámara y simplemente queda apretar el botón del disparador para inmortalizar el momento. Mejor de lejos… para no molestar. . . . .

Ensalada de Aguacate, Tomate, Atún y unas olivitas…

A veces [y puntualizo lo de a veces] hay sabores y texturas que al probarlas te transportan a otros lugares o incluso que te recuerdan cosas completamente distintas a lo que estás degustando en ese momento. Con esta ensalada ocurre algo parecido. Ensalada para dos: Un tomate grande o dos medianos al gusto. Unas aceitunas…

Le mur des Je t’aime.

Y es ahí donde se dicen las cosas más bonitas. Es ese sitio al cual te gustaría volver. Es ver la cara de la gente que fotografía o se deja fotografiar… es el lugar elegido… No hay malas caras. No hay enfados. No hay candados atados al puente del amor. No hay promesas incumplidas ni…

Alubias de las de toda la vida.

En Barcelona hay una antigua tienda de ultramarinos desde 1945 donde puedes encontrar por ejemplo 18 variedades de alubias. Algunas incluso que no sabía ni que existían. Hoy, haciendo caso a mi iaia Nata de la que ya os he hablado alguna vez, me he preparado unas alubias pintas para dos. Eso sí, ya puestos…

Conquistar sin riesgo, es desayunar a medias.

Reconozco que desayunar contigo es al mismo tiempo desayunarte, pues nunca sabes exactamente cuál será el momento exacto en que degustaré los postres. Ese es motivo más que suficiente para tener siempre contratado un seguro de contenido a primer riesgo… …tu perturbador riesgo. . . .

La cocina de mi abuela

Mi Iaia siempre decía aquello de… Si tienes riqueza, da trabajo para compartir la pobreza. Y yo —que siempre le hago caso a lo que dice— como no es precisamente el dinero lo que me sobra me limito a compartir la receta del plato que cociné el domingo y que aunque esté mal que lo diga…

Hay dos cosas que me perturban de ti.

Cuando me encuentro en esa situación tan apetecible —como ahora mismo— en la que necesito recordarte, cierro los ojos y dibujo mentalmente la silueta de tus labios vestidos de rojo… …eso agita y perturba mi calma. . .

El doble nudo que subyuga lo imposible.

Tropiezo y caigo. Me levanto. Me apeo. Lo intento. Ejecuto con la mirada leves movimientos. Torpes. Nulos. Lentos. Lo pienso… Discurro y no lo entiendo. Así que desato poco a poco la cuerda que me oprime, que me ahoga. Tiro del lazo que sujeta el doble nudo que subyuga lo imposible. Aquello que ya no…

Empezar el año de un modo igualmente distinto.

. No hace falta que leas las 50 sombras de Grey, pues tú ya eres erótica en ti misma. Alabados sean los que están cerca de tus manos, pues ellas ejecutan por si solas, mil y una formas de… …de expresión. . . . .   . .

¡…Japi verdi túyú y esas cosas…!

Diario de palabras ha ido creciendo poco a poco en estos cinco últimos años y se le han sumado —a las que ya tiene— unas bonitas palabras… las vuestras. Con eso, con palabras, construyo este año mi árbol de Navidad y jugando, jugando, con ellas os deseo un Muy Feliz Año 2016. Un beso a…

Desnudando el objetivo de la cámara

. Hay situaciones en mi vida que me obligan a buscar otro punto de vista. Que me incitan a encontrar una perspectiva diferente de las cosas. De las situaciones. De la fantasía. Cuando colocas tu ojo ante el visor de la cámara, la realidad pasa a convertirse en aquello que tú quieres mostrar. No se ve más…

Y un día decides…

. …que quitarás la lámpara del techo. Que dejarás las puertas de los armarios entornadas. Que abrirás las ventanas de par en par. Que no harás la cama hasta el día siguiente. Que montarás el trípode y pondrás la cámara a trabajar. Que apretarás el botón de cuenta atrás… . Que saltarás desnudo sobre tu…

Esa mirada atrevida.

. Me miras, sonríes y haces ese gesto con la cabeza indicando que me siente en el sillón orejero de la esquina de nuestra habitación. Intuyo el espectáculo que me espera y comienzo a sentirme nervioso, impaciente, inquieto. Me miras y sonríes de nuevo. Tienes ese don especial para ponerme el cerebro patas arriba. No lo…

Una auténtica delicia.

. Existen en todos nosotros varias memorias y en mi caso, mi cerebro guarda diferentes motivos para no olvidarte. Tu piel dorada por el sol. Tu cuerpo desnudo tumbado en la arena. Tus salados besos de mar. La forma que tienes de abrazarme, de quererme, incluso hasta de usarme. Un día te pregunté mientras me…

Hoy no te toco… sólo te tacto

. Tienes una particularidad muy especial, una que abrasa, que quema, que suple, que llena… que rompe todos y cada uno de mis esquemas. ¿Qué haces conmigo? Me muestras tu tatuaje, le haces que se mueva, que revolotee, que cobre vida sobre tu piel. ¿Por qué me haces esto? Me alteras, me enciendes y acabas…

Esta entrada no tiene título. Quizá no lo merece.

. No me cuesta en absoluto pedir perdón cuando hago las cosas mal, porque las hago, de vez en cuando, pero las hago. Otra cosa muy diferente es cuando crees que no haces nada malo, entonces lo lamento pues puede ser que sin saberlo este haciendo algo que no es correcto… . Son dilemas que…

La primera ventana.

. Hicimos el amor a lo largo de aquella noche en varias ocasiones. Hacía frío fuera, pero la ventana permaneció entreabierta para dejar así que el humo de los cigarrillos que fumaba ella, escapara y se diluyera bajo la lluvia que caía en el exterior. Nuestra primera vez. Nuestro primer encuentro en el que los…

11.1 Y ocurre sin esperarlo…

. —Esas cosas que pasan… y ocurren así… inexplicablemente… Muchísssimas Gracias a tod@s. . . . Origen: 11.1 Y ocurre sin esperarlo…