Puertas, Dinteles y otros Encierros Solidarios

Saray nos cuenta desde su blog.

.

Voy a doblar estos renglones, como se giran las puertas de las mansiones antiguas, pendiendo del marco, apoyada la frente con indolencia, a la espera de alguien las saque de su abstracción.
Esas puertas, como todas las puertas, son agujeros negros.
En el momento en que mi mano toca el pomo de una de ellas y deja que el contacto le transmita la verdad de cuál es el grado de mi conocimiento, se abre el abismo.

¿Quieres salir? No sé, les respondo. Hay demasiada luz afuera.

En mi casa han dejado de existir las puertas. Los dinteles son testigos mudos, la única audiencia de este concierto sin cuerdas, días vacios y noches de desvelo desde que arranqué todas aquellas maderas. Cuántas confidencias sin tregua que se protegieron de ser oidas tras el caoba brillante y las hendiduras por donde se introducen las llaves.

Todas estas puertas, que hoy no son ya sino fantasmas que solo son entendidos a través de mi imaginación, desaparecen con la luz del día, para escudarse de miradas que taladran, como hacen los pájaros carpinteros de los cuentos infantiles.

Bajo las persianas. Hay miradas que suelen llegar inoportunas, a menudo cuando estoy en posición de rezo.
Tanto recogimiento, tanto silencio interno, tan solo les despierta una insana curiosidad:

A cuánto asciende mi dignidad, se preguntan; se paga el secreto a precio de dintel o se cuestiona la honra a razón de las puertas y lo que se encierra tras ellas.

¿Alguien apuesta por las personas?

Ni tan siquiera el silencio se molesta en contestar, me hubiera conformado con un brusco cambio de temperatura, o algún tono imperativo del más allá. Pero nada. Ni una respuesta enmascarada, ni música celestial.
La puerta cerrada, se me antoja la única respuesta. Pero no voy a dirigirle ni una palabra.
Una persona cuerda jamás le hablaría.

 

2009©M.A.G.

Saray

Música para escuchar, igual acompaña tu silencio…

Luciana Souza sings Pablo Neruda

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. BANDOLERA dice:

    Genial.
    Un altísimo nivel.
    Yo lo he comprendido perfectamente, Saray.
    Un abrazo.

  2. Saray Schaetzler dice:

    Laurieee! Acabo de encontrar el escrito repasando en mi Google Reader la prensa/blogs del día, y me he llevado esta grata sorpresa! ;-))

    Sigo aquí, no os penséis que me he perdido, es que la brújula a veces no se pone de acuerdo con los puntos cardonales y me cuesta un poco má que otras veces encontrar el camino de vuelta. Pero sigo caminando, que es lo que me interesa.

    Bando, mi bando! Tan fiel como siempre. Con cada comentario admiro un poco más a esta “cacho” mujer invencible. El Panzer de los poetas. 😉

    Gracias, Laurie, de nuevo has conseguido hacer que sonría (es un don que tiene el caballero).

    XXXOO

    1. Laurie dice:

      Ya sabes aquello que dicen… las sonrisas son efímeras pero los recuerdos son imborrables. Gaudeix-lo.

Déjame un comentario... si te apetece.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s