Entre mis dedos…

Creo que todos los que me conocéis, ya sabréis que siempre he dicho que yo no soy de letras, cierto es que me fascinan, que me entusiasman, pero no sé expresar todo aquello que quisiera y con la fuerza que me gustaría hacerlo en un papel. Ni soy un especialista, ni soy un purista, no nos engañemos, no tengo la soltura, ni la capacidad para escribir.
Pero tuve una idea, e hice lo que mi amiga siempre me dijo, escribirla, anotarla y le pedí por favor a Chelo Puente que me la trasladara al papel, de esa manera tan especial que tiene de hacer las cosas, de explicar las cosas, de trasladar las cosas al lector, de esa manera que hace que lo leas de un tirón. Te pido por favor Chelo si quisieras darle vida a esta idea, si te apetece, si te parece que vale la pena -Lo haré, escribiré un relato. Y este es, el fruto de su labor, me encanta como ha desarrollado la trama, que le plasmé en un trozo de papel, así, en forma de profunda conversación. Cada vez que voy a la playa, cojo un puñado de arena y me acuerdo del día en que escribí como se escapaba la vida entre mis dedos.
.
Le estoy y le estaré eternamente agradecido por esa colaboración, que espero y deseo sea continuada en un futuro próximo.
Gracias Chelo de todo corazón. Un beso.

.

“Yo soy dos y estoy en cada uno de los dos al completo.”

 – Cita de San Agustín –

Ocurrió aquella calurosa noche de viernes de verano, aquella noche de confrontación entre razón y sueño, aquella noche de pensamientos inciertos y sueños frustrados, aquella noche de realidad aplastante, aquella noche en la que aquel hombre soñador asistió al diálogo entre el sueño y la razón.

—Ni te imaginas lo que daría ahora por estar sentado frente al mar oyendo el rumor de las olas. Te abrazaría y te susurraría al oído hasta convencerte —dijo el sueño.

—Sabes que no puede ser. Te pasas la vida soñando lo que te gustaría, pero viviendo lo que no te gusta. Tienes que dejar de ser tan soñador; seguro que no es bueno para la salud —contestó la razón.

—No sé qué decirte, cielo. —El sueño intentaba convencer a la razón—. Yo acabo de empezar a soñar y, ¿sabes?, el resultado en este corto espacio de tiempo es muy positivo, pero que muy positivo, para mi cuerpo y para mi mente. Lo que sueño es difícil de superar e imposible de olvidar, te lo aseguro.

—Pero se quedará ahí, en un sueño.

—No sé qué decirte.

—Que sí; la realidad dice que sí, que se quedará sólo en un sueño. Así será y así deberá ser.

—Sólo te pido una cosa, sólo una… Dame un poco más de tiempo, dame más tiempo para seguir soñando, para cumplir mi sueño.

—Ten cuidado con los sueños, no todos pueden realizarse. Te noto muy filosófico esta noche… Debe de ser el calor —dijo la escéptica razón.

—Si te lo digo es porque, entre lo que yo tengo y lo que yo quiero, la brecha cada vez es más profunda, cada vez el espacio es mayor, porque cada vez veo que, esa arena de playa que es mi vida, puedo retenerla menos entre mis manos y se me va colando entre los dedos, escapándose sin remedio, sin compasión, y ni siquiera llega a tocar el suelo cuando cae, por lo que nadie se da cuenta. Habrás visto muchísima arena en las playas, quizá ahora ya sabes por qué… Hay mucha gente a la que se le escapa su vida entre los dedos, como a mí… La próxima vez, igual ves la arena de la playa de forma diferente.

—Qué preciosa forma de describir esa emoción. Tienes una forma fascinante de expresar tus sentimientos.

—¿Precioso ver cómo tu vida desaparece sin que nadie lo aprecie?, ¿sin que nadie lo vea?, ¿sin dejar huella?

—No es precioso ese sentimiento tan profundo, sino la forma de expresarlo, tan clara, tan concisa, tan expresiva, tan dura, tan metafóricamente bella… Deberías escribir un relato.

—No podría hacerlo, no podría hacerlo sin ti. Tú tienes las claves de la escritura. Escribe tú mis sentimientos… Yo no sé escribirlos, sé sentirlos.

2011 © Josep Aguilella/Chelo Puente

Hay algunos que dicen que todos los caminos conducen a Roma, y es verdad porque el mío, me lleva cada noche al hueco que te nombra y le hablo y le suelto, una sonrisa, una blasfemia y dos derrotas; luego apago tus ojos y duermo con tu nombre besando mi boca.

Sin tu latido/Aute

 

Anuncios

12 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Chiquillo no serás de letras, pero te haces comprender perfectamente. Junto con Chelo formais un equipo, un tandem inigualable.
    Enhorabuena 🙂

    1. Muchísimas gracias por tu comentario. Ya te digo yo que Chelo es una mujer muy especial, ella si es de letras y además con una muy especial manera de contar los sentimientos.
      Celebro que te gustara, algo más verás muy pronto.
      Gracias de nuevo.

    2. Chelo Puente dice:

      Gracias por tus palabras, lasonrisaesgratis, me alegro que te haya gustado. Estoy segura de que seguiremos haciendo colaboraciones,
      Hasta pronto!!

  2. Chelo Puente dice:

    Laurie, Laurie de mirada blava, así te llamaba cuando empezamos a conocernos, y ya ves ahora hemos encontrado, aparte de una amistad, un vínculo literario, si podemos llamarlo así.
    El agradecimiento es mutuo, ya que para mí ha sido una experiencia fascinante la de tratar de plasmar con palabras el sentimiento de otra persona, tu sentimiento en esos momentos, y al mismo tiempo siento un gran orgullo porque hayas querido confiarme “tu diamante”, por ello yo también te estoy agradecida, porque como muy bien dices “el agradecimiento es la memoria del corazón”, preciosa frase.

    1. “el agradecimiento es la memoria del corazón” una preciosa frase sin duda Chelo que leí hace mucho tiempo en la web y que no le encontré autoría, pero que me gustó mucho.

      espero con anhelo la próxima colaboración, de verdad que lo hago.

      un beso de amigo agradecido.

  3. Mayte G. dice:

    En vuestra infinita bondad, me permitiréis que incluya un fragmento que una vez escribí (ahora os digo por qué): “Alice huyó de la literatura cuando se vio a sí misma sufriendo la muerte de Eponina, la más bella y menos creíble que había leído nunca. Durante un rato llevó un luto tan riguroso —como absurdo— que corrió a un kiosco y, tras mirar la oferta, compró una revista de ciencia, la primera de muchas. Ella, que le costaba admitir los dígitos como parte de la vida, se entregó a comprenderlos, a adquirirlos en su raciocinio, esperando que le hicieran olvidar que una vez existió la poesía. Le fue difícil: las revistas hablaban a menudo de estrellas, de colas de estrellas en estela, de sustancias químicas con nombres que predestinaban a un oxímoron, de historias de huesos de hombres prehistóricos que bien valían una epopeya…”.
    Bien, pues a mí, sin ser tan radical como Alice, me gusta la ciencia y buscar poesía en ella. Una vez leí sobre física cuántica, y aunque me cuesta poner palabras a algo que me a ratos me es difícil de comprender, me quedé con una idea que creo que responde a ciertas maravillas que suceden en la vida. Según los teóricos, los cuerpos en realidad no ocupan un solo espacio ni un solo tiempo, sino que en esencia pueden estar aquí y allí al mismo tiempo, hoy y ayer… Me gusta pensar que la limitación física es cuestión de los sentidos, pero que en realidad somos manifestaciones distintas de una misma unidad.
    Esta mañana me encuentro con tu dibujo Laurie (la explicación plástica de la idea que quiero manifestar) y con vuestro relato… encaja perfectamente con lo que me gustaría que fuera realidad (y que trato de ver en la ciencia, para que la razón y el sueño se fundan). Tantas casualidades no deben ser casualidad, ¿verdad? Por eso, cuando decís que uno puso la idea y otro puso la letra, en realidad estáis manifestando algo en sentido contrario. El relato como tal ya existía en vosotros, en los dos, como algo único, pero cada uno lo separó para volverlo a unir y hacérnoslo llegar a los demás.
    Perdonad la parrafada, pero es que… ufff… uffff. uffff…
    (Y yo, sin arena a mano que me reconforte de este orgasmo intelecto-sentimental mañanero).
    Enhorabuena, chicos!!!! Es una maravilla!!!!

    1. Laurie dice:

      No me atrevo casi ni a responder… tus bellas palabras, la manera de llevarnos hasta el fin… la emoción de leer palabra por palabra e ir emocionándome hasta el final, una fantástica sensación recorre mi cuerpo en estos momentos. Indescriptible como me siento, por el placer de leer lo que Chelo transmite y ver que te ha gustado sinceramente, que te ha llevado un pasito más allá, que en definitiva es de lo que se trataba. Lo que quise transmitir está conseguido, ya que en el escrito me siento reflejado.
      Bajo el sentimiento que me invade leyéndote Mayte, no me queda mas que agradecerte tus palabras, de una forma muy especial, por tu tiempo, por tu aportación, por tu sensibilidad y sinceridad demostrada cada vez que cruzamos unas palabras, afianzan cada vez más las sensación agradable que transmites como persona, como una joven mujer, con una madurez sentimental plena.
      Emocionalmente agradecido por la parte que me toca, no me queda más que decirte, muchas gracias, gracias, de verdad, de verdad. Un beso de cariño Mayte.
      El dibujo que has visto esta mañana de mireya duart, de quien me gusta lo que hace, creía que bordaba las palabras que intentaba transmitir.

    2. Chelo Puente dice:

      Mayte, aunque te he leído esta mañana,hasta ahora no he podido disponer de un poco de tiempo para leerte con tranquilidad, con reposo, con deleite, saboreando tus palabras como quien saborea un buen vino.
      Quizá tienes razón en que el relato existía en cada uno de nosotros individualmente y que ahora hemos unido nuestras emociones para convertirlo en uno. Cada vez estoy más convencida de las palabras de San Agustín, porque cada uno de nosotros somos la unión de sueño y razón, y estamos en cada uno de ellos al completo, intentando cada día mantener un equilibrio este ambas sensaciones y conseguir vivir de una forma apasionada.
      Tu idea de que “la limitación física es cuestión de los sentidos, pero que en realidad somos manifestaciones distintas de una misma unidad” me parece una genialidad que deberías convertir en relato y deleitarnos con él.
      Tu escrito de Alice y Eponina es fascinante… corrió a refugiarse en la ciencia “esperando que le hicieran olvidar que una vez existió la poesía”… ¿sería mucho pedirte leerlo completo?.
      Gracias, Mayte, gracias por tus palabras, por tu ayuda, por tu apoyo, pero sobre todo, gracias por tu amistad.

      1. Si por favor Mayte déjanos leerlo… sisplau.

  4. chelopuente dice:

    Idea y forma son las dos partes esenciales de cualquier manifestación expresiva. La idea es el diamante, la forma es la talla.Tú me diste un diamante, yo lo he tallado, Antes y después de la talla, el diamante sigue siendo una piedra preciosa, sólo resta que yo haya sido capaz de extraer de él todos sus destellos.
    Me ha agradado mucho esta primera colaboración, que yo también espero que no sea la última. Gracias por confiarme “tu diamante”.
    De la canción de Aute sólo puedo decirte… Aute me fascina, me ha acompañado en el amor y en el desamor y estoy segura de que seguirá acompañándome.
    Gracias por esta sorpresa. Un beso.

    1. Ver plasmados mis sentimientos de esta manera tan sutil, hace que todavía refuerce más mi convicción que ha sido una manera genial de contar exactamente las cosas como yo quería. Acertaste de pleno, como siempre, al captar la profunda lucha de esos días y mostrarla así, natural y entendible.
      Ese diálogo, esas continuas preguntas y respuestas, dando forma al sentir, a mi sentimiento, a mi pesar, a mi idea de esa arena de playa que es mi vida. Gracias por captar ese momento y dejar reflejadas exactamente todas aquellas palabras…
      Lo dije entonces y lo digo ahora. Cuando vayáis a la playa acariciar un poquito esa arena, seguramente encontrarás en ella depositados muchos sentimientos y así la próxima vez, igual la ves de forma diferente o de otra manera.
      Eternamente agradecido Chelo, con todo mi corazón.
      .
      La sensibilitat amb què m’has recolzat en aquests moments difícils, m’omple d’orgull i vull plasmar així el meu sentiment perquè l’agraïment és la memòria del cor, del meu cor. Gràcies.

Déjame un comentario... si te apetece.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s