…en un lugar

.

.

.

En tu vida hay infinidad de sitios donde sentarte,
multitud de posibilidades.
 
En tu vida, un día eliges una silla donde reposar,
donde puedas apoyarte.
 
En tu vida, nadie te podrá garantizar que esa silla
estará ahí… para siempre.
 
En tu vida, en tu corta vida, deberías estar apoyado,
en la silla más cómoda posible.
 
Con el tiempo verás con toda seguridad que tu vida,
te lo agradecerá…
.
.

.

©josepaguilella

.

.

Anuncios

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Libe dice:

    Nunca hay que perder la esperanza….nunca.

  2. Chelo Puente dice:

    Un bello poema y lleno de esperanza, Libe.
    Besos.

  3. Libe dice:

    Reposó sobre mí,
    aleteando sus pies descalzos,
    para mírar más allá
    el infinito Azul.

    Entre mano y mano
    dibujada la sonrisa
    esperanza
    y entre sus dedos
    mi respaldo.

    Caricia de barniz
    para aguantar las horas
    malas y buenas
    todas.

    Me envolvió con su brazos,
    lanzando al aire besos de colores,
    y eligió el sitio exacto para mí.
    Ahora era libre.
    Yo sólo su fiel compañera.

    (Qué razón tenéis todos, qué bella metáfora Laurie, qué buenísima descripción Rafa y cómo me gusta el punto de vista de Chelo. Muxus para tod@s.)

    1. Laurie dice:

      Precioso poema, una vez más consigues bordar y embellecer el texto, Libe.

      Ahora era libre.
      Yo sólo su fiel compañera.

      Me encanta, mi querida amiga, un placer leerte. Un beso.

      1. Libe dice:

        Gracias a ti por provocarme. 🙂

  4. Chelo Puente dice:

    Y la silla se sintió de nuevo importante, últil y colocada en un lugar preferente. Le pusieron respaldo para recoger el reposo, asiento para recoger el descanso y brazos para abrazar… y la silla fue feliz.
    Maravillosa metáfora, Laurie. Preciosa descripción, Rafa.
    Besos para los dos.

    1. Laurie dice:

      Cada vez más es un placer leeros y conocer vuestro punto de vista.
      Chelo ojalá pueda yo disfrutar de una buena silla que me haga sentir feliz, muy feliz.
      Gracias por tus comentarios.

  5. Rafa/E9 dice:

    Una silla que tenga la altura justa para mantener los pies en contacto con el suelo.
    Una silla en la que apoyes bien los riñones para no tener que estar vigilando tu espalda.
    Una silla con brazos para poder apoyar el mentón en las manos entrelazadas y detenerte a pensar antes de actuar.
    Una silla que se pueda mover para no quedarte anclado a un punto.

    1. Laurie dice:

      Verdaderamente tú si que sabes Rafa… ya ves, en eso andamos, en estos momentos.
      Una bonita descripción la que haces del punto de apoyo.
      Gracias
      Un gran abrazo.

Déjame un comentario... si te apetece.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s