Empezar de nuevo…

.

Hoy no me siento un roble -dijo la madera- tal vez sólo un olivo, adulto, resquebrajado, con mis ramas podadas, apuntaladas y capadas a modo de bonsái. Seguramente ardería si me prendieran, pero aún conservo humedad a pesar de ir poco a poco soltándola en forma de goteo entre mis hojas…

.
La poda duele.

.
Las ramas se retraen, se encogen, se anquilosan justificándose en el tiempo y en la edad, en las enfermedades y en las pérdidas de algunas ramas, pero es miedo a las tijeras de podar, al filo de la navaja afilada, que recorta los primeros brotes antes de la floración, es miedo a todo lo desconocido lo que impide el desarrollo.

.
Hace frío.

.
El invierno ralentiza mi savia, el hielo congela mis ramas, no veo ningún brote entre mis puntas, miro a mí alrededor y lo veo despoblado, han arrancado de cuajo los árboles que me rodeaban, ya no hay bosque que me impida ver el horizonte.

.
Pasa el tiempo.

.
Hoy me han trasplantado a una nueva ubicación, estoy cerca de un camino, ahora veo gente pasar, espero que se detengan a contemplar mis frutos, echaré raíces y en cuanto pase este crudo invierno que me adormece, intentaré brotar con fuerza en cada una de mis ramas, hace tiempo que lo espero.

.
El tiempo no se detiene.

.
Dicen que en primavera plantarán un cerezo a este lado del camino, muy cerca, me encantará verlo brotar, los cerezos siempre traen la alegría, con sus flores, con sus frutos…

…pediré que apuntalen mis ramas, pediré que las gotas que voy perdiendo sirvan de riego a mis raíces y sobretodo pediré que llegue pronto la primavera…

…la estoy esperando aquí, en el camino, al lado del km 0.

.
Todo volverá a comenzar.

.

.

© josepaguilella
.
.
Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Chelo Puente dice:

    “… aprendre per saber-se desprendre, vet aquí el vell secret…” dice Lluis Llach en la letra de “Aprendre”. Nunca fue más exacta y expresada con más sensibilidad la forma de definir un sentimiento tan doloroso como necesario en muchas ocasiones.
    Tú, Laurie, lo has definido perfectamente. En ocasiones sentimos esa “poda” que nos desprende de esas ramas que nos han acompañado durante mucho tiempo y de las que es difícil soltarse para que -llegado el momento- volver a florecer.

    1. Laurie dice:

      Desprendre o como se dice también ahora desaprender, dos palabras que definen muchas cosas y aunque a veces parece que se me olviden, las tengo incrustadas en mi memoria, latentes y con buena voluntad.

      Deseo con todas mis fuerzas desprenderme de lastres inútiles que he ido sumando por el camino sin darme cuenta, como decía aquel psicólogo, vaciar la mochila para esta nueva excursión que empieza ahora.

      Un nuevo camino, una nueva mochila, una nueva vida…

      Gracias amiga.

  2. Quería compartirlo, pero creo que me estoy haciendo mayor o necesito aumentar -en modo urgente- la graduación de mis lentes. Lo intento de nuevo, y si fracaso, me poden por babor y estribor, me haréis un favor. Bss 🙂

    1. Laurie dice:

      Seguro que tu puedes, no dejes de intentarlo, pero recuerda aún estás a tiempo para la poda antes de que llegue la primavera… jejeje.

      un abrazo.

Déjame un comentario... si te apetece.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s