Que ingenuo…

Hace unos días me dijeron que no es que parecía ingenuo si no que realmente lo era. Desde luego que en esta vida desconoces muchas cosas y te asombras de otras tantas, una de las que más me ha sorprendido es, la capacidad de la gente y la predisposición a ser falsa. 

Durante demasiados años he pasado por la vida de puntillas, pensando que yo no llevaba los zapatos adecuados para bailar, ahora he visto para mi sorpresa que lo único que necesitas es tener las personas adecuadas a tu alrededor, para tal vez, ser capaz de realizar una bonita danza…

.

.

…intentaré bailarle a la vida, aunque sea con mis viejas zapatillas deportivas.


Anuncios

6 Comentarios

  1. Adwoa dice:

    Esta foto me ha recordado a cuando yo era una enana e iba a ballet. Me pasaba la vida poniéndome de puntillas y mi madre se enfadaba porque estropeaba todos los zapatos…
    Me encantaba el ballet y bailar. Luego me llene de complejos y deje de bailar. No habia quien me moviera de mi silla. Luego aprendi que la vida era para ser disfrutada y volvi a bailar. Ahora no hay quien me pare.
    Moraleja: sigo siendo ingenua. A veces, me divierte. A veces, me cabrea(n). La mayoría de las veces no me importa…

    1. Josep dice:

      Pues sigue así querida Adwoa y no dejes de bailarle a la vida, sin duda, saldrás beneficiada de ello y nosotros también…

      Un beso de los de hoy por la mañana, pero sin fecha de caducidad.

  2. boomiebol dice:

    Thanks o much for stopping by my blog

    1. Josep dice:

      Gracias a ti por venir hasta esta, tu casa.

      besos.

  3. Laurie dice:

    Gracias Ana. Sí creo que así es.
    La lástima es que, sabes..?
    Hace un tiempo leí una frase que decía, La experiencia es aquello que se adquiere justo después de haberla necesitado…
    Y así sucede

    Seguiremos aprendiendo…
    1b7.

  4. Ana Azul dice:

    La experiencia de los años es la que nos enseña a afrontar las cosas de otra manera, o de la misma, depende de lo seguros que estemos.
    No se trata de ser ingrenuo o no, se trata de creer en las personas y de pensar que no son tan malos, luego, nos llevamos los chascos, o al contrario, nos alegramos de haber conocido a esa persona. En fin, es como he dicho antes, la experiencia de ir viviendo, las que nos enseña a manejarnos por la vida. Besos
    Ana

Los comentarios están cerrados.