…hoy no hay foto.

Hoy ha sido un día de esos, que cuando crees que las cosas no pueden ir peor, te equivocas. Hoy es un día de esos en los que recibes una llamada que no quisieras recibir nunca y en el que te relatan exactamente aquello que el médico a explicado acerca del resultado de los análisis y la biopsia, no son buenas noticias, ni siquiera son noticias, simplemente constatar un echo irrefutable y ponerle fecha para decirle adiós.

Entender que es un animal es fácil, entender que además es una amiga, quizá es más difícil, solamente se explica por todo el tiempo que pasamos los dos juntos durante mi enfermedad, por todas aquellas horas, por todos aquellos meses y también porque puso una nota de color en una época muy gris, demasiado gris. Me obligé a esforzarme, a querer sacarla a pasear, a que cada día los paseos fueran un poquito más largos, a sentarnos en un parque o simplemente a hablarle mientras me miraba como si entendiera perfectamente mis palabras.

Ahora toca entender todas estas enfermedades que golpean sin piedad y asimilar que a partir de ahora, alguien ha puesto en marcha un cronómetro con cuenta atrás, para dar otro giro de tuerca a mi último año, para una vez más poner a prueba mis emociones y mi capacidad de reacción. Verdaderamente es demasiado duro.

Necesitaba escribirlo, porque seguramente tendré que releerlo mas de una vez. Cava es algo más que una animal de compañía, es una parte muy personal de mi historia, de mi vida y ahora sé que todo lo más duro aún está por venir. Cuando ya no esté conmigo… 

Últimamente me cuesta demasiado entenderlo todo, demasiado.

.
.

Esta entrada no admite comentarios. 

.

 .

Anuncios