artículo de coleccionista

Es complicado encontrarse un domingo por la mañana, de madrugada, al salir el sol, que no tienes con quien hablar, ni a quien mirar, se hace extraño es cierto, hace poco hubiera tenido a mi amiga de cuatro patas moviendo la cola pero no es el caso, así que finalmente me he levantado temprano -demasiado…