Shhhisss… No digas nada…

. …ponte aquella ropa interior que no me deja pestañear. Aquellos zapatos que quitan el hipo, aquellos con la hebilla pequeñita a cada lado. Ponte ese vestido nuevo, ese de una pieza y tacto de seda, que me obliga a llevarte de la cintura, acariciando las costuras de esa parte de ti que no ve…