Lunes: Parte Primera. Crónica de una Semana.

DIARIO DE GUERRA: UN HOMBRE SOLO ANTE EL MUNDO. Reeditado.

Lunes

Me he quedado solo en casa. Mi mujer está ausente toda la semana. Es un cambio que me viene de perlas. Presiento que el Perro y YO lo vamos a pasar en grande. He preparado un riguroso programa de actividades, y sé exactamente a que hora me levantaré , cuánto tardaré en ducharme y arreglarme, y cuánto en preparar el desayuno. También he calculado el número total de horas que me llevará lavar los platos, hacer la limpieza, sacar a pasear al perro, ir de compras y cocinar. Ha sido una grata sorpresa darme cuenta de que me queda mucho tiempo para hacer lo que quiera. No sé por qué las mujeres hacen que el trabajo doméstico parezca tan complicado, cuando en realidad es mínimo el tiempo que hay que dedicarle. TODO ES CUESTIÓN DE SABER ORGANIZARSE. A la hora de la cena me he servido un bistec y le he dado otro al perro. Puse en la mesa un bonito mantel, una vela y un florero con rosas para crear un ambiente agradable. El perro ha comido paté de entremés y también de plato fuerte, éste último acompañado por una exquisita ración de verduras. De postre le serví galletas. Yo tomé un poco de vino y me fumé un habano. No me había sentido tan a gusto en mucho tiempo.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

hombre 1

Anuncios