Domingo: Once del Uno del Quince. Descansos.

Ya hace un tiempo que arrastro unos problemas visuales y ahora me recomiendan moderar y conservar mi visión del ojo derecho… así que limitaré por un tiempo mis apariciones, pero conservaré todas las entradas programadas en wordpress.

Por un lado mi ojito derecho descansará un poquito y a la vez os liberaré de vuestros exquisitos comentarios y deliciosos cumplidos.

Pero…

Que no vea lo suficientemente bien no quiere decir que no pueda jugar con el tacto, así que tendremos que afianzar aquello… incluida la cata de besos… ya sabes, de esos…


Qué no mujer, que no me importa, tú márcame el camino…

…yo me dejaré llevar.
.

.

.

.

.

.

ojitos