Los límites [de la imaginación]

.

.

—Me siento cansado, agotado.
No será para tanto.
—Te lo digo en serio. Hay días en los que creo que deberían darme cuerda como hacíamos con aquellos viejos despertadores que retumbaban con su tac tic tac durante la noche.
¿Te falta tiempo?
—No, tiempo no. Creo que lo que me falta es vida.

.

.


.

.

tumblr_oche8omosy1vat4s8o1_1280-1