Las consecuencias…

Encontrar la paz mental, la satisfacción sexual, el equilibrio emocional y la libertad intelectual se llama calma y me ha costado muchas tormentas obtenerla…  Pensar en alguien sin llegar a pensar en las consecuencias, eso es bonito. Y unos buenos días de un sábado con acento.