Tres botones…

Dejó reposar su cabeza sobre mi hombro cuando notó mi mano izquierda que la acariciaba, y cerró sus grandes ojos negros al sentir que los dedos de mi otra mano, se abrían paso a través del espacio que deliberadamente había entre sus botones. La imaginación se convirtió en un juego táctil muy real… Se llenó…

Pide un deseo.

Sopla y pide un deseo… . Uno no le dice “me avisas cuando llegues” a cualquiera. Uno no acostumbra a soplar para pedir un deseo porque los deseos se tienen, no se piden. Uno no se acostumbra a estas sensaciones que le ocurren últimamente. Uno… Pero uno tiene claro que… eres lo primero que pienso…

Un beso y una flor…

Junto al muro de los “je t’aime” en el barrio de Montmartre en París o frente al “muro del beso” en el barrio gótico de Barcelona… cualquier excusa sería buena para gozar de una ubicación idónea para dar un beso, decir un te quiero al oído y entregar una rosa a cambio de un libro. Aunque pensándolo bien,…

la nube, pájaro…

Si es cierto eso de que las palabras se las lleva el viento, las nubes tendrán mucho que contar. Al final el propósito más importante de esta vida es intentar ser un arcoiris en la nube de alguien incluso en los tiempos que corren pues las nubes grises… también forman parte del paisaje. Ya sabes…

Gracias…

Tengo una amiga. Mi amiga es enfermera y vamos a llamarla Mari Carmen. Podríamos llamarla con otro nombre, con cualquier otro nombre, pero hoy será María. Hoy está agotada física y mentalmente. Ha doblado turno y además esta mañana hizo una videollamada con la familia de Miguel. Un paciente que llevaba once días a su…

En la cresta de la ola.

Colocarme. Colocarte. Colocarnos ambos en la cresta de la ola y mantenernos en ese punto durante unos largos minutos. Disfrutar como nunca del vaivén del mar y las palabras que se arrullan entre las olas. Volveremos, no te quepa duda y ese olor a sal junto con el calor del sol volverá a calentar nuestras…

Los destinatarios…

Algunas veces las hojas son el reflejo de la vida misma. Cuando parece que está marchita aparece un hilo verde de vida y de repente, como si de un nuevo brote se tratara aquella hoja revive, se retuerce, se enerva, se eriza y quiere disfrutar uno a uno de todos los segundos que le queden…

Diferentes y tan iguales.

Diferentes formas de besar. Diferentes formas de amar. ¿Se puede añorar algo que aún no ha sucedido…? Sí se puede. Imagino que a ti también te ha sucedido conocer a alguien o simplemente verla en el metro y pensar que la conoces de algo y no sabes de qué. Cuando por teléfono te dan un…

…a lo que está por llegar.

Hacer una breve pausa entre el primer y el segundo café. Asomarte a tu balcón para recibir el sol de la mañana y el frescor de este nuevo día. Recordar. Cerrar los ojos, controlar la respiración y pensar en ella…  De repente y con absoluta calma… sonrío, porque cómo dice una amiga en su blog,…

Volverán…

Volverá la primavera y volverás a sentir el suave efecto aterciopelado del tacto de tus yemas en la piel. Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, como decía el poeta. Volverán las risas, incluso esas que no has visto jamás. Volverá el sol que nunca se ha ido, las hojas llenas de color, el…

Cata de Besos.

Hoy esta imagen de nuevo vuelve a cobrar protagonismo más si cabe por el añadido del confinamiento.  ¿Te imaginas que en lugar de estar allí… te hubieras tenido que confinar aquí…? Lo pienso y se me erizan las pestañas… . En su momento esta fotografía recibió más de 800 me gustas y ahora le vuelvo…

Tres palabras…

Hay tres palabras, que tan solo conocemos tu y yo. Tres palabras que son la llave para abrir muchas puertas, que desbloquean la mente y las ganas. Tres palabras que te diría en caso de secuestro para que supieras que estoy vivo. Las mismas que te susurraría al oído si un día me reencarno en…

—Lo recuerdo como si fuera ayer… Tu carita de sorpresa al despertar. Tu sonrisa desperezándose. Tus ojos abiertos al ver el desayuno a los pies de la cama. Tus primeros suspiros. Tu buenos días. Tus ganas…. tus ganas de compartir… . Y es que al final la evidencia es la mayor de las verdades y…

Sed de piel…

¿Qué pido dices…? Que nunca perdamos esa mirada de la primera vez. Que en cada ocasión sea un nuevo comienzo. Que me siga punzando la espalda cuando te veo o cuando pienso en ti. Que se mantengan mis nervios en el estómago desde el día antes de volver a verte. Que siga sonriendo, ilusionándome, y…

Esa intimidad…

Cada vez creo más firmemente, que me parece más íntimo desayunar con ella que salir por ahí a tomar unas copas o ir de fiesta y es que… hay personas que te hacen sentir realmente cómodo… te hacen sentir como si estuvieras en tu propia casa… como si caminaras descalzo por la playa. Hay quién necesita años para…

Ilusiones intactas.

Hay muchas cosas que flotan en el ambiente y que deseas con todas tus ganas… Sin. Despertar sin dolor. Sin agobios. Sin prisas. Con. Despertar contigo. Con tiempo. Con mucho tiempo… . Porque estoy confinado, sí, pero aún mantengo mis ilusiones y mis ganas perfectamente intactas.  

Naturaleza muerta.

¿Será cierto que la poesía es un árbol sin hojas…? Cualquier árbol, por enorme que sea, incluso la secuoya más grande del mundo, comenzó siendo una simple semilla y es más cierto todavía que si tienen que morir lo hacen dignamente y siempre de pie. Como dice el poeta, si no te gusta lo que…

This is art…?

El arte no es lo que ves, sino lo que consigues hacer ver a los demás. (Edgar Degas)  No todo debe considerarse arte, aunque quizá reconozco que poder dibujar una sonrisa cada día en su rostro sería el mejor de mis deseos. Si un día lo consigo, entonces me sentiré como una polilla atraída hacia…

Besos mediterráneos.

Algunas veces te pones a pintar y sin darte cuenta entre lo que quieres expresar y lo que realmente acabas expresando hay algo que entrelaza las más sutiles emociones y así, de repente, el mar, tu mar, se convierte en unos labios que pintados de azul imploran tu ausencia y requieren tu presencia, anhelando compartir…

Un ronroneo…

Un felino. A veces me siento como tal. ¿Lo seré realmente? Imagino que es por mi paciencia al sentarme frente a ella y mirarla con devoción. Me gusta oírla cuando habla por teléfono. Me gusta reclamar su atención. Me encanta mordisquear el cable de sus auriculares. Me encanta ronronear a su alrededor. ¿Realmente seré yo, o…

La chispa de la magia.

Podría decirse que aquellos que creen en la magia, están predestinados a encontrarla. Pero… ¿Qué es la magia, cómo se produce? La magia se produce cuando me sonríes. Pero… ¿Y si todavía no has visto mi sonrisa…? La magia se produce cuando me besas. Pero… ¿Y si aún no me has besado…? El sabio consejo…