—Lo recuerdo como si fuera ayer… Tu carita de sorpresa al despertar. Tu sonrisa desperezándose. Tus ojos abiertos al ver el desayuno a los pies de la cama. Tus primeros suspiros. Tu buenos días. Tus ganas…. tus ganas de compartir… . Y es que al final la evidencia es la mayor de las verdades y…