Contigo…

Lo crees. Te convences a ti mismo que ya nada te puede sorprender. Crees que ya viviste situaciones inverosímiles en lugares impensables con personas que… Pero no. Siempre queda un hueco para la sorpresa y siempre puedes encontrar a alguien que a través de su sonrisa revierta cosas que parecían irreversibles. Que a través de…