Es sencillo de explicar

  Un día encuentras la musa que llena el objetivo de tu cámara con todo lujo de detalles… y es entonces… Cuando mi reflex te enfoque de nuevo, será mi piel la que te diga cuanto te he añorado durante todo este tiempo. Sentir y expresarlo… Qué locura. No? . . .