No, no es lo mismo…

. No es lo mismo en blanco & negro que en color. No es lo mismo ver que mirar. Porque hay algo muy claro en esta vida… la naturaleza, toda, se disfruta mejor en color.  Cuando muere, se destruye y desaparece, pero mientras tanto… . . .

Teoría de la evolución.

Se ríen, sin querer ni siquiera entenderte. Se ríen porque quieres cambiar. De que veas cosas nuevas, gente nueva, nuevas ideas, nuevas ganas de vivir… Se ríen por tener una razón para seguir viviendo, por querer abrirte a nuevas emociones… Se ríen… Me recuerda aquel jefe que tuve una vez. Se reía cada vez que algún…

Brotes verdes…

. “¿Qué estamos haciendo con los olivos milenarios? ¿Nos hemos vuelto locos?”. (Película el olivo. Icíar Bollaín) . . . Tocar… me encanta tocar esa madera muchas veces milenaria… es una piel, otra más rugosa y áspera pero igualmente apetecible al tacto. Tactar… esa palabra que debería estar incluida en el diccionario… me encanta tactar…

Acariciar la historia.

. “En el instante mismo que empieces a admirar una fotografía, es cuando apreciarás la vida en toda su dimensión”. . (Josep Aguilella) . . Me gusta acercarme a la historia, conocer, tocar con mis manos esas piedras que parecen hablarme. Sí, no sólo es mirar, es tocar aquello que estás viendo y que te…

Como alas de mariposa.

. “Una pintura requiere un poco de misterio, algunas imprecisiones y mucha fantasía.” . Edgar Degas . De repente me encontré dando trazos sobre un fondo de papel con toques de acuarela y cera, y aparecieron unas alas de acrílico en azul ultramar, puede que representen mis ganas de volar o quizá al mediterráneo, mi…

Ser atrevido…

. “Se atrevido, se diferente, se poco práctico, se cualquier cosa que asegure tu objetivo y tu visión imaginativa frente a los jugadores seguros, las criaturas comunes, los esclavos de lo ordinario.” . (Peter Lindbergh) . Un curioso artículo que leí hace tiempo, hablaba de la visión de los japoneses sobre España y el mundo…

Profundidad.

. “No hace falta recurrir a trucos para hacer fotos. No tienes que hacer posar a nadie ante la cámara. Las fotos están ahí, esperando que las hagas. La verdad es la mejor fotografía, la mejor propaganda” . (Robert Capa, seudónimo de Endre Ernő Friedmann y de Gerda Taro) . . . Y esta es…

Un cerebro enmarañado.

. Podría ser esta imagen, el fiel reflejo de un cerebro enmarañado. Dicen que el cerebro combina con todo. Que la motivación es su gasolina. Dicen también que hay que mantener la mente abierta… pero nunca tan abierta que se te pueda caer al suelo. Lo cierto es que ahora mismo está sin cobertura, queriéndose…

Cel rogent, pluja o vent.

. Dice Ataraxia en su Twitter: Tomó mi tristeza y la besó tan bonito que hizo que le crecieran flores. . . . . .

Soñar en voz alta.

. Si algún día consigo recuperar mi imaginación, lo haré quizá pensando que asisto a un lugar muy alto, casi mágico, con vistas de 360° sobre mi ciudad tal vez, y ya puestos a imaginar, en un atardecer de invierno, puede incluso que con una chica cantando una bonita canción en directo casi casi exclusivamente…

Punto final.

. “La vida es un ruido entre dos grandes silencios” . (Isabel Allende) . . .

Estadios: Música en mis oídos.

. De repente tus sonidos se mezclan con un sutil movimiento parecido al de las olas del mar. Todo cobra sentido. Todo tiene una cadencia. Todo mantiene un ritmo sinuoso que enciende… que sonroja, que hace querer más… . . Y el amarillo deja paso a un rojo con un signo mucho más positivo. ….

Estadios: Palabras en tu boca.

. Tus palabras siempre son un bálsamo para mis oídos. Cuando las oigo, aparece la felicidad abriéndose paso entre negros y grises y me sirve para ir cosiendo mis heridas. . . . .  

Estadios: Fase 1. Cicatrices.

Estadios: Proyecto inacabado. . Al final la vida es eso ¿no? Un fondo gris, casi opaco, donde se van interponiendo capas de color según el día y en el que al final, nos convertimos en esas marcas, en esas líneas, igual a las que deja un árbol a lo largo de su vida y que…

Comenzó el invierno.

. Cuando leas esto, el invierno estará a punto de instalarse entre nosotros y eso también hará que se acerquen fechas de grandes celebraciones. Aprovecho la ocasión ahora que aún no estáis muy ocupadas/os, para desearos lo mejor de lo mejor en épocas venideras. Yo voy a estar realmente liado con un sinfín de cosas…

Los desencuentros

. Puede parecerte que aún no ha llegado pero que casi ya se ha ido. Puede que incluso el encuentro finalmente traiga inexorablemente el dolor del desencuentro pero… al final, lo que suma, lo que verdaderamente vale la pena no es la cantidad de tiempo, es el momento, es la razón, es el motivo. No…

Si tú me dices ven…

. —Vamos a ver. Si tu me dices ven, tengo dos opciones, ir o no ir, he ahí el dilema. —¿Pero… si te digo ven, lo dejas todo? —No mujer, cómo lo voy a dejar todo, en todo caso lo pondré a la venta. . . . . . . .

Como en un concurso.

. Y aquí estamos de nuevo. Aquí estamos teniendo que tomar decisiones acertadas o no, pero decisiones al fin y al cabo. ¿A la tercera irá la vencida? Para demostrarme a mi mismo que no tengo supersticiones, elegiré esta vez la puerta amarilla… Sí, creo que la amarilla. . . . .

Llegó la hora de…

. Si me pusiera a valorar lo que me ha sucedido en los últimos quince años de mi vida, no habría esquina lo suficientemente afilada para darme cabezazos contra ella… …ahora mi mente pide relax. . . . .

Descubrir

. Cuando el descubrir te coloca en la casilla de salida. Cuando el estar ahí, frente a frente, a escasos 60 centímetros de distancia se convierte en puro espectáculo. Cuando todo es poco. Cuando el deseo se convierte en entrega. Cuando el quiero más se convierte en una orden. Cuando suena el despertador. Cuando vuelves…

A veces todo es poco.

. Eso ocurre, ocurre que a veces te das cuenta cuando todo se ha ido de tus manos que podría haber sido diferente. Un no en lugar de un sí y todo habría cambiado para siempre, pero el destino es un juego de azar y esta vez me han tocado buenas cartas. Espero convencerte de…

Café y fantasía.

. Atrás han quedado los días en que las yemas de mis dedos rozaban suavemente mi teclado imaginando quizá… imaginando tal vez que… o puede que no todo haya sido fruto de mi imaginación y simplemente se han dejado llevar por eso, por las ganas de transmitir una sensación. Por eso puede que sólo sea…

Viaje desde el interior.

. De esos días en los que el camino de ida y vuelta se convierte en un mar de niebla y en un viaje hacia el interior que obliga a seguir hacia adelante, pero con precaución. . . . . . blog de autor/editor:  https://josepaguilella.wordpress.com/

Y de repente…

. Y de repente un extraño. Lo he cuidado y mimado como al que más. Lo he acariciado, vestido y hasta etiquetado, pero me faltaba sólo darle alas, alas para volar. Por fín la historia ya no es sólo mía… . Para la compra directa al escritor desde españa a partir del 1 de noviembre….

Las líneas curvas

. La ventaja de no sentarse uno frente al otro en una mesa, es precisamente constatar que no siempre la distancia más corta… es una línea recta. . . . .

Amanecer de nuevo

. Algunas veces llegas a ver un bonito atardecer, pero tienes la sensación que no es suficiente saber que tras la noche, mañana amanecerá un nuevo día. Cuando eso ocurre y optas por plasmar tus inquietudes en un papel, puede que acabes deseando ver amanecer día tras día… a su lado. . . . .

Y es que, de repente…

. Y es que, de repente, te das cuenta que lo que verdaderamente te gusta de ella es besar su sonrisa, y entonces sabes que nunca te arrepentirás de nada… …nada de lo que te hizo sonreír. . . . .

El niño que andaba de puntillas.

. Caminas de puntillas por el mundo todos los días hasta que de repente, te das cuenta de que ya no necesitas ir cogido de la mano de un adulto. Creces. Te haces mayor y es entonces cuando ves que la vida es sinónimo de vivir. . Un día te cruzas con alguien que te…

Las cosas simplemente, suceden.

. —Dime una cosa. ¿Debería poner una nota al pie de página que dijera algo así como… esta historia está basada en hechos reales? —Deja que sean tus lectores los que decidan que es verdad y que no de esta novela. Deja que busquen en su entorno a alguien que se asemeje a Raquel y…

Lugares donde perderse.

. Giré a la izquierda y la llevé hasta el muro del beso, ese en el que de lejos puedes ver dos bocas besándose apasionadamente y visto de cerca son fotografías anónimas que forman todo el mural. Allí, frente a la placa que explica quién y cuándo hizo la obra y su significado, la besé…