La cocina de mi abuela

Mi Iaia siempre decía aquello de… Si tienes riqueza, da trabajo para compartir la pobreza. Y yo —que siempre le hago caso a lo que dice— como no es precisamente el dinero lo que me sobra me limito a compartir la receta del plato que cociné el domingo y que aunque esté mal que lo diga…

Con dos dedos de su mano izquierda…

. Supo de ella en una mañana de primavera. Lo primero que le impactó fue aquella media melena aturullada por el viento, que le traía de vez en cuando unos rizos del color de la ceniza de encina hasta su rostro. Se los apartaba con dos dedos de la mano izquierda y sonreía bajando un…

Martes: Veintiuno del Uno del Catorce.

. Los años te demuestran que no existe el infinito. Ni tampoco el todo, ni el nada. Ni el blanco, ni el negro. Todo es matizable, definible y sobretodo… todo debería de ser negociable. Es martes, lo sé, y si hiciera caso a lo que decía mi abuela… de los de… ni te embarques… ….