Cuando el dique se desborda…

. A veces me desespero mirándola mientras termina de vestirse… La agarro con ambas manos y noto el calor que me transmite. Tiemblo. Siempre pienso que podré controlarme pero la situación se desborda y a mi pesar, acabo manchando o manchándome, derramando o derramándome… —¿Qué haces cariño? Nada cielo, me cambio de pantalones y nos vamos. —Te…

Mis operaciones matemáticas.

. Entre el punto y la coma abro un paréntesis y es ahí donde doy cabida a mis corchetes, a mis cuadradillos, mis arrobas, mis sumas y mis restas. Nunca había dividido tan poco y multiplicado tanto, pues es contigo, fraccionando en mi cerebro la imagen que tengo de ti, es contigo que extraigo mis…

Mejor así, sin palabras.

. . Hay miradas que recuerdo una y otra vez. Miradas que no decían nada, miradas que lo contaban todo. Ese rubor en tus mejillas haciendo que acabaras mirándote los pies. Ese rubor que a mi… siempre me ha excitado tanto. Miradas, las tuyas, que me dejan siempre sin palabras. . . . .

Qué sabes de ella…?

. Sé que le encanta el café. Todo lo demás… todo lo demás es fruto de mi imaginación. . . .

Un café el domingo por la mañana.

A veces, no digo siempre pero sí a veces, tomar ese café contigo por las mañanas se convierte en algo mucho más intenso que el propio café. La mesa cobra protagonismo y la taza depositada sobre ella sigue el tempo, junto con nosotros, y va marcando ese ritmo acompasado que será previo al apoteosis final……

Tardes de parar el tiempo.

Tardes para saborear un café intenso. Disfrutar sorbo a sorbo. Acariciarse. Sentir escalofríos. Tardes en las que detener el tiempo. Cerrar los ojos. Dejarse llevar… Susurrar pidiendo a gritos. Acallar. Tardes irrepetibles de las de no volver a mirar atrás.  .

Sábado: Siete del Dos del Quince. Miradas.

. El frío me tapa la boca, pero sigue dejándome disfrutar de ti con mi mirada. Ahora me entretengo en esos pequeños detalles que hacen que mis pupilas se dilaten, y de que modo, repasando incluso esos besos que no nos hemos dado, esas cosquillas que nos hacemos a diario o ese café que no hemos…

Miércoles: Siete del Uno del Quince. Preguntas.

. – Vas a querer que te hable directamente en catalán o… Sí sí, por favor… en catalán. . No ha sido fácil coincidir… No voy ese día. Tengo libre por la mañana. Yo trabajo. Imposible, tengo una reunión. Pero mira tu por donde, este día si se ha podido y una vez más, una…

Miércoles: Diecinueve del Once del Catorce.

. Podría… pero tendré que esperar… . Me da unos golpecitos con sus dedos. Coloca en mi, una goma que me aprieta. Aunque no es la primera vez nunca me acostumbro a la sensación del latex apretando sobre mi… La miro a los ojos, sonríe… Podría invitarte a un café cuando acabes de…  -No digas…

Sábado: Veintiocho del Seis del Catorce.

. Podría haber pedido una lubina al horno, pero el asador argentino invitaba a saborear sus carnes, a degustar lo criollo… y a mordisquear instantes. Y fue así exactamente como ocurrió… mucho antes de que nos trajeran las magníficas viandas… Madrid tiene ese calor especial de los grandes encuentros, de las charlas sin prisas, del…

Sábado: Siete del Seis del Catorce.

. Pienso. Podría entrar en un bar y pedir un café mientras espero que salga el tren de alta velocidad que me llevará de nuevo a Barcelona, pero a cambio de eso, prefiero cerrar los ojos y mantenerme en ese estado de reposo que me dan los veinte minutos que faltan para subirme al tren……

Sábado: Veintiseis del Cuatro del Catorce.

. Último Sábado.  Último, para tantas cosas. Última vez. Última imagen… Último donut.       Última taza.  – …Últimas palabras… . . . . . . . . . .  

Miércoles: Dos del Cuatro del Catorce.

. Hoy me lo vais a permitir verdad…? Hoy la entrada es larga, tanto como esta amistad que perdura en los corazones. Tres años han pasado ya desde aquel día, y aún hoy en mi retina conservo intactos los momentos de aquel instante en el que conocí a dos grandes mujeres, hermosas mujeres, que de…

Miércoles: Diecinueve del Dos del Catorce.

. Tras esa imagen de mujer totalmente diferente, encontré quizá, a una de las personas más fascinantes que he conocido hasta ahora. El café de la Rue du Faubourg Poissonnière de París fue el escogido para el encuentro y allí fue donde me mostró los papeles… . …aquellos que contaban, su bonita historia.  . . ….

Viernes: Siete del Dos del Catorce.

. Quedar contigo para tomar un café, abre cada vez más, un mundo de posibilidades infinitas. He de reconocer que la última vez me sorprendiste… . …pero esta… todavía más. . . . . . . . . . . . .

Martes: Con dos dedos

. … se pueden tener mil y una experiencias. Sentar cabeza y tener dos dedos de frente. Saborear la vida con dos dedos de espuma. Una copita con dos dedos de vino. Hacer la señal de la victoria con dos dedos en V. Le faltó dos dedos para ganar la carrera. Alberto Echague nos canta…

Cien Mil Gracias…

Después de seiscientas veinticinco entradas y nueve mil doscientos veintiocho comentarios, poco me queda que añadir. Pero quiero especialmente agradecer a quienes, de los algo más de seiscientos sesenta y ocho seguidores totales, deciden venir a vernos y dibujarnos unas tiernas palabras. Y a las muchas personas que se acercan al blog… a compartir un beso, un…

Si disfrutas… goza. Si gozas…

… hazlo con la intensidad necesaria, para explorar todo un mundo de sensaciones, para satisfacer cada rincón, cada centímetro, cada uno de los puntos cardinales… Si gozas… hazlo. Si lo haces no te olvides de soñar. Si sueñas con alguien, colócalo justo en la punta de tus dedos… Seguro que sabrá como hacerte disfrutar… (Le…

03.01 Piel de gallina…

. Te voy a enseñar unas fotografías y me gustaría que me comentaras… -Me vas a enseñar fotografías..?. Sí, hoy te mostraré un lugar donde puedes pasear, saltar, bailar, hacer el amor y disfrutar tomando un café… con la misma intensidad. Aún queda tiempo para saborear recuerdos, todavía hay que dejar reposar la mente, es…

El tiempo

. …se detiene en el preciso instante en que me coges con tu mano, en el preciso momento en el que me llevas a la boca, en el que recorres con tu lengua mi contorno buscando captar todo el sabor… me colocas debajo y vuelves a apretar para que caiga en mi hasta la última…

Una tacita

. . …de porcelana blanca me regalaron. Con ella he tomado deliciosos cafés. Ella ha puesto un calor especial en mis labios, un aroma totalmente diferente y un tacto que hasta ese momento no había experimentado… …realmente delicioso. . Un día os contaré  mi opinión de la taza que me regalaron, hoy os hablé de…

Y no es el café…

. . Cada gota que destila tiene un sabor intenso… te lo decía ayer. . .  

Catorce del cuatro

. . . Déjame que hoy endulce tu café con un beso… sólo con eso… . . .

Domingo siete del cuatro

Reconozco que el hecho de que esté lloviendo favorezca otras formas de tomarnos el café y también me gustaría afirmar que esta manera de hacerlo (el tomar el café, digo) podríamos repetirla alguna que otra vez… creo que no hacen falta ocasiones con lluvias especiales…  …esta es una muy buena opción de domingo por la…