Lo nuestro es…

«Ella no es mía, tampoco soy suyo, lo nuestro es temporal, somos un préstamo voluntario de momentos inolvidables que quizá podrían durar la vida entera.» Y ahí está, durmiendo plácidamente de madrugada ajena a esa multitud de cosas que se me pasan por la cabeza. Su respiración la delata y atestigua que no oye la…