Tres botones…

Dejó reposar su cabeza sobre mi hombro cuando notó mi mano izquierda que la acariciaba, y cerró sus grandes ojos negros al sentir que los dedos de mi otra mano, se abrían paso a través del espacio que deliberadamente había entre sus botones. La imaginación se convirtió en un juego táctil muy real… Se llenó…

…a lo que está por llegar.

Hacer una breve pausa entre el primer y el segundo café. Asomarte a tu balcón para recibir el sol de la mañana y el frescor de este nuevo día. Recordar. Cerrar los ojos, controlar la respiración y pensar en ella…  De repente y con absoluta calma… sonrío, porque cómo dice una amiga en su blog,…

—Lo recuerdo como si fuera ayer… Tu carita de sorpresa al despertar. Tu sonrisa desperezándose. Tus ojos abiertos al ver el desayuno a los pies de la cama. Tus primeros suspiros. Tu buenos días. Tus ganas…. tus ganas de compartir… . Y es que al final la evidencia es la mayor de las verdades y…

Después de la tormenta llega la calma.

Algunas veces, en situaciones como las que vivimos, el cerebro, el mío, el tuyo, te llena de recuerdos agradables. Casi sin querer, consciente o inconscientemente al cerrar los ojos te llena de sonidos. El sonido del agua correr. El sonido de esa canción que tarareas muy bajito entre susurros. El sonido apagado de una súplica……

Algo que nunca cambiará.

“La vida sigue —dicen— pero no siempre es verdad.  A veces la vida no sigue.  A veces solo pasan los días”. . (Karmelo C. Iribarren) . . .piel El rostro cambia. Cambia la piel. Cambia también el brillo de sus ojos, pero hay algo en ella que nunca cambia… …y que afortunadamente sé, que nunca cambiará.  …

Fantasía Textual.

 ¿Sabes una cosa? Me encanta, y lo digo poéticamente hablando, que tu cuerpo y el mío rimen de esta forma como si fueran dos versos hechos a medida, como oír una canción cantada a dos voces.  Puede que ahora creas que esto que te digo es solamente una dulce Fantasía Textual, pero tu erótica sonrisa…

Un zorro semejante a cien mil otros.

“No era más que un zorro semejante a cien mil otros, pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.” (Antoine de Saint-Exupéry) El Principito. En este mundo en el que vivimos, lleno de hipocresía, postureo y falsas relaciones, encontrar a alguien sano, con principios, coherencia y dignidad se ha convertido en…

Acurrucarse con otra piel.

Que tierno es pensar lo que puedes llegar a ser para alguien. Yo soy de los que te imagina bailando/le a la vida y siempre hay una música de fondo. Ya sabes cual. No sé si eres peligrosa pero seguro que tus labios dan besos, de esos, que quedan tatuados para siempre. Quiero vivir con…

Cuando sonríes…

Cuando alguien te dice que pones ojitos y tu no te das cuenta. Cuando sonríes de esa forma abierta, jovial e inesperada. Cuando te preocupas por si ya ha vuelto a casa. Cuando hablas… cuando escuchas, cuando…  Qué manía con tener miedo a decir lo que sentimos, aún siendo esas, unas cosas tan bonitas que…

Sin hacer ruido…

Dicen los entendidos que el paraíso es apoyar la cabeza en el pecho correcto y que cuando te permites aquello que mereces, atraes todo lo que te sienta de maravilla. Así que cuando te mira a los ojos y te dice que todo va a salir bien, y te hace reír cuando más lo necesitas……

Sin motivos…

Me encantan esos abrazos que sin querer te hacen cerrar los ojos. Esos que te hacen suspirar. Que te retienen…. Que te hacen aspirar su olor, su fragancia, su perfume. Esos abrazos que recuerdas con el paso de los días… que añoras, que quieres repetir. Necesito un abrazo de esos que sólo de pensarlo me…

Destacar…

Algunas veces te encuentras con algo que destaca en tu horizonte. Algo que te hace volver la vista atrás, o a un lado… o a otro. Algo que te hace reflexionar por unos segundos. Una imagen. Un recuerdo. Un color… un aroma. Si eso no ocurre, cierra los ojos, aprietalos fuerte durante algunos segundos, tal…

La noche…

Dicen que la noche no es menos maravillosa que el día. Que no es menos divina. Dicen también que en la noche las estrellas brillan y hay revelaciones que el día ignora. El día tiene ojos, la noche tiene oídos.  Hay quien ama la noche porque en ella todos los colores son iguales pero, en…

Esa mirada atrevida.

. Me miras, sonríes y haces ese gesto con la cabeza indicando que me siente en el sillón orejero de la esquina de nuestra habitación. Intuyo el espectáculo que me espera y comienzo a sentirme nervioso, impaciente, inquieto. Me miras y sonríes de nuevo. Tienes ese don especial para ponerme el cerebro patas arriba. No lo…

Ahora que ya lo sabes…

. Ahora que ya sabes de que forma te mira, ten cuidado con lo que le dices, o podría querer quedarse contigo para siempre… . Ya sabes. . . . . . . . . . .

Sábado: Siete del Dos del Quince. Miradas.

. El frío me tapa la boca, pero sigue dejándome disfrutar de ti con mi mirada. Ahora me entretengo en esos pequeños detalles que hacen que mis pupilas se dilaten, y de que modo, repasando incluso esos besos que no nos hemos dado, esas cosquillas que nos hacemos a diario o ese café que no hemos…

Sábado: Veintiocho del Seis del Catorce.

. Podría haber pedido una lubina al horno, pero el asador argentino invitaba a saborear sus carnes, a degustar lo criollo… y a mordisquear instantes. Y fue así exactamente como ocurrió… mucho antes de que nos trajeran las magníficas viandas… Madrid tiene ese calor especial de los grandes encuentros, de las charlas sin prisas, del…

Miércoles: Nueve del Cuatro del Catorce.

. A veces, algunas veces, mientras hablo contigo, no sé exactamente donde estoy perdido, si es en tus dedos, en tu anillo, en tus labios, en tu mirada o tal vez es como te sonrojas con mis palabras… . … con algunas de mis palabras. . . . . . . . . . ….

Jueves: Dieciséis del Uno del Catorce.

. No fueron sus palabras las que despertaron en mí toda la atención. Tampoco su edad madura, ni su manera de vestir. No fue por aquello que dijo, ni tampoco por lo que pudo omitir. No creo que fuera por su capacidad de adivinar, ni la de imaginar, ni la de observar… . …tal vez…

Miércoles: Ocho del Uno del Catorce.

. Me dejaste acariciar tu piel en alguno de mis sueños. Me hablaste de deseos. Me contaste mil historias. Hiciste de mi tu confidente, susurrando tus frases en mí oído. Noté como me abrazaste dulcemente con palabras, e incluso alguna noche, y tal vez sin tú saberlo… también has dormido conmigo… a mi lado… ….

Jueves: Dos del Uno del Catorce

. Me tendió sus manos y pude estremecerme junto al contacto de sus dedos con los míos… Una mirada, un roce, una caricia y todo cambia de… sí, todo cambia. No vuelvas a mirarme de esa forma o mi cuerpo no podrá… . …lo hizo y nunca volveré a ser el mismo… . . ….

Jueves: Doce del Doce.

. Me gustaría que me dijeras… Me gustaría que… no sé. Cuando pones esa cara, cuando ese gesto que haces con la boca lo dibujas frente a mi, me descolocas. No sé que es lo que estás pensando… Por un lado parece que vayas a comerme y por el otro parece que… . Dime que…

Martes: Diecinueve del Once

. Si hay una cosa que me fascinó fue [y se lo dije] su transparente mirada. Se ve mucho más allá de lo que no dice. Se nota en sus ojos una vida vivida, y como los mueve, buscando en mi un simple gesto. El movimiento de mi mano sobre su cuerpo la delata, al…

Viernes: Rojo sobre verde

. Son de esas combinaciones que no dejan indiferente. Rojo pasión. Rojo Valentino. mezclados con el verde Turquesa, con el verde Césped, Jade, Menta… o con el verde Mar. Podría poner una imagen de una chica tumbada en la cama pidiendo a gritos algo más que un buenas noches o tal vez un chico enfundado…

Miércoles: Hoy dejaré

. …sí, hoy creo que dejaré que los comentarios los pongas tú… Que no sean muy verdijosos por favor, sé que el chaval los va a leer y entre otras muchas cosas, me consta que es tímido… . Sí, también lo sé, las apariencias engañan. .. .. . . . .. . .

No parecía difícil

. Se trataba simplemente de dejarse llevar. De perderse. De encontrarse. De no poner resistencia. De no oponerse. Mientras los minutos corrían, mientras surgía un roce, mientras se escapaba una caricia, unas palabras, unas risas… cada vez me resultaba más fácil perderme…. . …perderme completamente es su mirada. . . . . . . .

Que ropa

. …crees que debería llevar en la maleta…? Yo creo que este año dejaré de lado el negro, el gris, el ceniza… y me centraré en blancos puros y sobre todo en azules… No sé, cuantos tonos de azul crees que tendrá el mar…? Y los ojos… cuantos tonos azulados deben de haber…? De momento…

Has puesto

. …alguna vez así las manos… formando un cuadro, para mirar a través de ellas como si estuvieras  contemplando una obra de arte…? Puedes hacerlo con las palmas o también reduciéndolo aún más con la punta de los dedos y mirar… y poder así contemplar el mundo que se mueve al otro lado… …yo estoy…