Murallas…

la vida es eso… lo que estoy descubriendo a diario…

Las curvas de tu cerebro…

Puede que tengas café en la mirada y eso sea lo que me quita el sueño… o puede que sea tu exquisito romanticismo lo que me mantiene despierto.  Está claro que la mujer (esta mujer) con la edad, va adquiriendo una exquisitez realmente especial no apta para cualquier paladar.  Y sí, quizá sea cierto que…

Contigo…

Lo crees. Te convences a ti mismo que ya nada te puede sorprender. Crees que ya viviste situaciones inverosímiles en lugares impensables con personas que… Pero no. Siempre queda un hueco para la sorpresa y siempre puedes encontrar a alguien que a través de su sonrisa revierta cosas que parecían irreversibles. Que a través de…

No es lo mismo…

08:00 h de un Miércoles con acento. Despertar/te y lo primero que oyes son susurros agradables que te dan los buenos días. Mirar/te y tener esa agradable sensación de alguien cómplice y cercana. Besar/te y sentir ese cosquilleo que transmites a mis ganas. Tocar/te y notar aún ese cuerpo caliente que se oculta debajo de…

Transmitir…

Algunas veces es un hilo rojo el que une. Otras es un hilo que se hace totalmente invisible y otras, las más, es ese cable blanco que se bifurca haciendo que las palabras lleguen en estéreo hasta el cerebro y si eres capaz de verlas en tu mente, si eres capaz de sentirlas del mismo…

Tres botones…

Dejó reposar su cabeza sobre mi hombro cuando notó mi mano izquierda que la acariciaba, y cerró sus grandes ojos negros al sentir que los dedos de mi otra mano, se abrían paso a través del espacio que deliberadamente había entre sus botones. La imaginación se convirtió en un juego táctil muy real… Se llenó…

En la cresta de la ola.

Colocarme. Colocarte. Colocarnos ambos en la cresta de la ola y mantenernos en ese punto durante unos largos minutos. Disfrutar como nunca del vaivén del mar y las palabras que se arrullan entre las olas. Volveremos, no te quepa duda y ese olor a sal junto con el calor del sol volverá a calentar nuestras…

Tres palabras…

Hay tres palabras, que tan solo conocemos tu y yo. Tres palabras que son la llave para abrir muchas puertas, que desbloquean la mente y las ganas. Tres palabras que te diría en caso de secuestro para que supieras que estoy vivo. Las mismas que te susurraría al oído si un día me reencarno en…

Sin preguntas…

Tal vez el abrazo más bonito haya sido aquel que no tuviste que pedir. Si te lo dan así, sin palabras, sin preguntas, es cuando vienen a tu mente las sabias palabras de aquel hombre mayor… «El mejor abrazo no es ni el más fuerte, ni el más largo… Es el de la persona correcta». …

Simplemente ocurrió.

Alguien escribió una vez… Nos empeñamos tanto en que salga bien, que no nos damos cuenta de que lo más importante es que simplemente ocurra. Algunas veces las palabras mal colocadas, mal empleadas, hacen despertar por sí solas malos pensamientos, malas actitudes y sólo sirven para ocultar hechos. Otras, afortunadamente, las palabras y los movimientos…

Los miedos roban sueños…

Dicen que la luna está llena de miradas que se perdieron buscando una respuesta y resuelvo, mirándola, que me gustan los abrazos en los que sin querer se te cierran lentamente los párpados. Los miedos roban sueños, pero tú brilla, y al que le moleste que se tape los ojos. . . Y unos buenos…

«Hay que añadir vida a los días, cuando no se puede añadir días a la vida.»

ACTUALIZACIÓN 2019: enlace a la página web de autor: https://josepaguilella.wordpress.com/ Hay cosas que me están ocurriendo en los últimos años que jamás pasaron ni por asomo por mi imaginación. Escribo, quizá mejor o tal vez peor, eso ya son opiniones que no debo dar yo. Fotografío alguna cosa Móvilgrafío otras tantas y también Pinto. Sí, he comenzado a juguetear con algunos pinceles, óleos…

Ahora que ya lo sabes…

. Ahora que ya sabes de que forma te mira, ten cuidado con lo que le dices, o podría querer quedarse contigo para siempre… . Ya sabes. . . . . . . . . . .

Sábado: Doce del Siete del Catorce.

. Podría haber cogido el AVE de las 06:30 para estar allí antes de las 09:00 y llegar con el tiempo justo a la entrevista que tenía programada pero… …decidí irme la noche antes, así tendría más tiempo para prepararme las preguntas. . No todos los días tiene uno la oportunidad, de conocer personalmente a una de…

Miércoles: Siete del Cinco del Catorce.

. Tic Tac… el ocho de marzo de 2012 publicaba aquel haiku que me sedujo en el tiempo. Hoy más de dos años después, y tras haber vivido intensamente, lo vuelvo a traer convencido que aquel reloj analógico era de los que había que darle cuerda a diario… Al fin y al cabo, a veces…

Miércoles: Nueve del Cuatro del Catorce.

. A veces, algunas veces, mientras hablo contigo, no sé exactamente donde estoy perdido, si es en tus dedos, en tu anillo, en tus labios, en tu mirada o tal vez es como te sonrojas con mis palabras… . … con algunas de mis palabras. . . . . . . . . . ….

Jueves: Dieciséis del Uno del Catorce.

. No fueron sus palabras las que despertaron en mí toda la atención. Tampoco su edad madura, ni su manera de vestir. No fue por aquello que dijo, ni tampoco por lo que pudo omitir. No creo que fuera por su capacidad de adivinar, ni la de imaginar, ni la de observar… . …tal vez…

Viernes: Veintidós del Once.

. Llegó el viernes. Ya has visto que esta semana ha estado totalmente dedicada a experiencias personales, pero teniendo el símil entre animales y plantas. Es que si hay una cosa que me deja un tanto… es casi siempre los viernes. Aún no sé bien bien, si tu vestido me recuerda a aquella yegua, aquella…

Jueves: Veintiuno del Once.

. Lo reconozco, aquella primera vez estaba realmente asustado. Creo que mi cara me delataba y ella desde el primer momento en que caí en sus brazos, supo como acurrucarme de aquella manera, supo incluso perdonarme mis primeros actos de nerviosismo. Aún hoy recuerdo gratamente como me acariciaba… . …y recuerdo perfectamente sus palabras en…

Jueves: Susurrando en el oído

. …así llegan la mayoría de las mejores vibraciones. Hay una frase en catalán que resume un susurro en el oído… » xiuxiuejar a cau d’orella » dichas así las cosas, se transforman, ya sea en un cine, en la ópera… durante una obra de teatro… o en la más absoluta intimidad. Ya sean aquellas…

Cien Mil Gracias…

Después de seiscientas veinticinco entradas y nueve mil doscientos veintiocho comentarios, poco me queda que añadir. Pero quiero especialmente agradecer a quienes, de los algo más de seiscientos sesenta y ocho seguidores totales, deciden venir a vernos y dibujarnos unas tiernas palabras. Y a las muchas personas que se acercan al blog… a compartir un beso, un…

Me has dado

. …tanto y tanto placer, sí, sí, placer con todas las letras, que no sabría como agradecértelo. Me gustaría compensarte de algún modo y a la vez no sé que regalarte, así que te dejo esto escrito aquí, como prueba del orgasmo que siento a veces al escribir en ti estas palabras… Y guardé aquella…

A veces

. …y sólo a veces, llegas a darte cuenta que no todas las palabras son iguales, ni todas acaban en el mismo lugar. Nunca imaginé que podría salvar algunas de una muerte segura, pero ya lo ves parece ser que no todas… …acabarán en el fregadero. . Estás  tan  acostumbrado a ir con la cabeza…

No es nada especial

. … sin embargo tienen todo aquello que desearías que tuvieran. No es explícitamente por su carnosidad, ni por el color que les suele acompañar en las mejores veladas, ni por su brillo, ni por la humedad que destilan al pasar tu legua por encima de… no es ni siquiera por las palabras que se…

Una imagen…

. . …vale más que mil palabras. Te ha ocurrido alguna vez, que al intentar atrapar alguna cosa -aunque fuera en sueños- notar como se convertía en algo inalcanzable…?  A mi sí… No dejes que tu vida se escape entre tus dedos, o cuando quieras darte cuenta… . .

Shissssss….!!!!

Mi amiga acostumbra a decirme… Si crees que no va a gustarte la respuesta, no hagas la pregunta… naturalmente si lo analizas es una buena opción… Así que hoy me voy a lanzar y te preguntaré… Crees que deberíamos mantener re                            les…?…

Todo empezó sin querer…

Todo empezó en unas fechas muy próximas a las que estamos hace dos años. Parece que hayan pasado muchos más, una eternidad, pero no. Me acuerdo de todo y me parece mentira. Palabras, sólo quería mezclarme con ellas, disfrutar de ellas, aprender… pero no siempre las cosas son como quisieras que fueran y todo aquello…